El Informador

Noticias Locales

September 27, 2012

La anemia y sus creencias

Dalton —

Escrito por:

Dr. Pablo Pérez

Director de la Clinica :

San José, P.C.

706-277-2321

Existen aun muchos mitos sobre la anemia. Cuando uno es  flaquito se le discrimina diciendo ”estas anémico”,  ¿Tendrás parasitos?. !!!.Tus padres no te alimentan!!!. Con tono despectivo, es por eso que muchos padres los obligaban a comer a sus hijos por el que dirá la gente.

El mito mas común es que se piensa que las personas robustas u obesas no sufren de anemia. Eso es falso puesto que los subi-ditos de peso también pueden desarrollar anemia.

Una persona obesa, si bien es cierto no es un desnutrido, sí es conside-rado un mal nutrido y por eso también puede desarrollar anemia por deficiencia de alguno de los elementos necesarios para la formación de hemoglobina.

Otro mito es el pensar que porque alguien tiene anemia tiene leucemia, o que en el futuro tendrá leucemia.

Hay muchas causas de anemia (entre ellas las leucemia), pero esto no quiere decir que una persona anémica sea propensa a desarrollarla.

La anemia es una enfermedad en la que la sangre tiene menos glóbulos rojos de lo normal.

También se presenta anemia cuando los glóbulos rojos no contienen suficiente hemoglobina.

La hemoglobina es una proteína rica en hierro que le da a la sangre el color rojo. Esta proteína les permite a los glóbulos rojos transportar el oxígeno de los pulmones al resto del cuerpo.

Si usted tiene anemia, su cuerpo no recibe suficiente sangre rica en oxígeno.

Como resultado, usted puede sentirse cansado o débil. También puede tener otros síntomas, como falta de aliento, mareo o dolores de cabeza.

La anemia grave o prolongada puede causar lesiones en el corazón, el cerebro y otros órganos del cuerpo. La anemia muy grave puede incluso causar la muerte.

La sangre tiene muchos componentes, entre ellos los glóbulos rojos, los glóbulos blancos, las plaquetas y el plasma (la parte líquida de la sangre).

Los glóbulos rojos tienen forma de disco y se ven como una rosquilla sin agujero en el centro.

Transportan oxígeno y retiran del cuerpo el dióxido de carbono, que es un producto de desecho.  

Estas células se producen en la médula ósea, que es un tejido esponjoso que se encuentra en el interior de los huesos.

Los glóbulos blancos y las plaquetas también se producen en la médula ósea. Los glóbulos blancos ayudan a combatir las infecciones. Las plaquetas se unen unas a otras para sellar cortaduras pequeñas o rupturas de las paredes de los vasos sanguíneos y detener el sangrado.

En algunas clases de anemia los tres tipos de células de la sangre pueden estar disminuidos.

Existen tres causas principales de la anemia: pérdida de sangre, falta de producción de glóbulos rojos o mayor velocidad de destrucción de los glóbulos rojos.

Estas causas pueden ser consecuencia de varias enfermedades, problemas de salud o factores de otro tipo.

Muchos tipos de anemia pueden ser leves, de corta duración y de fácil tratamiento. Algunos se pueden incluso prevenir con una dieta saludable.

Otros se pueden tratar con suplementos nutricionales.

Sin embargo, ciertos tipos de anemia pueden ser graves, de larga duración e incluso potencialmente mortales si no se diagnostican y tratan.

Si usted tiene signos o síntomas de anemia debe ir al médico para averiguar si tiene esta enfermedad.

El tratamiento dependerá de la causa de la anemia y de qué tan grave sea la enfermedad.

1
Text Only
Noticias Locales